12 diciembre 2014

Decisión

Relato para la iniciativa: Cuéntame tu historia.

(Cuéntame tu historia V). 


Esta iniciativa consiste en escribir un relato a partir de la descripción de un personaje propuesto.

El personaje para Cuéntame tu historia V es el siguiente:

El protagonista debe ser un robot que no entiende los sentimientos humanos y a los humanos en general. El resto es libre.




Y este es mi relato:



Desición.



Nunca debimos haber creado a ese androide y mucho menos haberle dado aquella habilidad, pero era un proyecto muy ambicioso. Para que se pareciera más a nosotros, quisimos otorgarle la condición humana de DECIDIR. Nosotros los humanos lo decidimos todo en la Tierra: qué hacer con sus recursos, qué hacer con los otros seres: los animales. Cuáles domesticar, cuáles no. Cuáles cazar, cuáles dejar en libertad. Cómo tratarlos. Siempre nos hemos creído superiores y nunca ha habido una especie superior a la nuestra que tome el control. Ninguna. Hasta ahora.

Cuando tuvo la capacidad de decidir se sintió como nosotros. Observó el mundo, lo estudió. Y al no llegar a comprender a los humanos, el por qué de nuestras acciones destructivas contra nosotros mismos y otros seres, decidió que nosotros no merecíamos ser los dueños del planeta, como tantos años nos hemos autoproclamado y que él debía ocupar nuestro lugar. No entendía por qué intentábamos destruir constantemente a nuestra especie, a nuestro mundo.

A través de la tecnología pudo hacerse dueño de todo y al igual que nosotros le creamos, así quiso crear nuevos humanos a los que pudiera comprender. Seres que actuasen según un criterio lógico del que la humanidad ha carecido desde su existencia.

Así que el robot creó un nuevo ser humano. Semejante a nosotros en aspecto, pero de una condición diferente. Amaba la tierra, sus recursos, los seres que también la habitaban. Pensaba en las consecuencias, veía más allá de todo acto que conllevara lucro a cambio de destrucción.

El robot quedó tan satisfecho que volvió a decidir. Decidió que los antiguos humanos ya no tenían cabida en la Tierra y desde entonces ya solo quedamos unos pocos. 

FIN

ACTUALIZACIÓN 5/11/2015

Este relato ha sido publicado en la antología Bajo la Piel
(Editorial: Carpa de Sueños, 2015).


Más información en esta entrada.

10 comentarios :

  1. Ohdiosmio ha sido MARAVILLOSO. En serio. Este relato es una lección en toda regla y algo que todos deberíamos aprender o, al menos, tener presente. Magnífico, de verdad. Ojala pudiéramos ser tan racionales como el robot. Un saludo <3

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    Genial el relato, y el tema me encanta, me han entrado ganas de escribir algo yo también ^^

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Pero qué fabuloso! Me ha encantado la forma que tienes de narrarlo, la verdad es que me imagino algo así totalmente, pero lo dejas tan abierto... Daría sin duda para un libro, o para una historia algo más larga por lo menos. La supervivencia, la sensación que te deja de que tienen que encontrar una solución, pero al mismo tiempo el hecho de que el mundo es mejor así...
    ¡Me ha encantado!
    ¡Un besín!

    ResponderEliminar
  4. Me gusta tu cuento. Has creado un robot deconocedor de las leyes de la robótica; y eso le da luz verde para iniciar a su albedrío un mundo mejor. Lo hace rectificando algunos de los errores garrafales de los humanos, a costa de eliminarlos salvándose solo un grupúsculo. La intención, según lo expresas, es el exterminio . Maaadree... un precio muy alto, dejémoslo. Aunque bien mirado está claro, como esto siga así el ecocidio está servido. El humano mismo destruyendo su entorno. Y eso que aún no tenemos planeta anfitrión. Un abrazo, guapa.
    Mari Carmen C.

    ResponderEliminar
  5. Os agradezco todos los comentarios que me habéis dejado sobre este relato. La idea es que el androide decide a través de una lógica bastante clara, es como para concienciar un poco y hacer reflexionar. Me alegra que os haya gustado :)

    ResponderEliminar
  6. Muy bonito y muy real este relato M.A. Eso es precisamente lo que está pasando en este mundo, por desgracia.

    ResponderEliminar
  7. Me gusta tu relato, no lo había leído antes, pero es tan cierto lo que te basas para hacer el relato, nadie entiende, ni nosotros mismos esa forma de actuar.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Hola Piratilla e Irissë. Comparto totalmente vuestra opinión. Es que se llegan a ver tales barbaries por el mundo... Esperemos que cada vez haya más gente que recapacite (aunque lo malo es que haya quien sepa que lo que hace no está bien e incluso así continúe... Eso es muy triste). Me alegra mucho que os haya gustado.

    ResponderEliminar